El cine en los 80 un repaso por una década brillante

cine en los 80

Cine en los 80 El inicio de las películas de culto

El cine en los 80, la década abuela de nuestro cine actual. Esa en la que convivieron grandes como Billy Wilder, Jorge Cukor, Truffaut, Bergman o Kurosawa y las nuevas generaciones que empezaban a ver el cine de otra manera.

En definitiva, este será un artículo sobre el cine en el Hollywood de los 80,  quizás no siempre el mejor, pero si el que me hizo amar el cine y con el que hoy en día aún disfruto.

1980, el comienzo de todo

En el cine de los 80 despegan en Hollywood con lo que fue el brillante debut por inesperado de Robert Redford y su Gente Corriente.

En este año aparece una de las consideradas mejor entrega de la Saga de Star Wars, El Imperio Contraataca, de George Lucas y que sirve de puente entre el final de los setenta y los ochenta ya que trae a esta nueva década la temática recurrente de la Ciencia Ficción, y un giro al cine de entretenimiento entre cuyos títulos destaca Aterriza como puedas.
Kubrick enquistaría para siempre en nuestras retinas a Jack Nicholson y su hacha en El Resplandor, y Scorsese haría engordar a De Niro para La Motta en Toro Salvaje.

1981, y llegó Indiana Jones

El cine como espectáculo llega a las pantallas con el aventurero Indiana Jones, al que da vida el ya consagrado Harrison Ford. En busca del arca perdida es concebida por Lucas y Spielberg y sería el comienzo de una fructífera saga.

El cine en los 80 fue también generoso con el cine con potentes bandas sonoras. Este año destacarían también Fuego en el cuerpo, Carros de fuego, o Aquel excitante curso.

1982, Extraterrestres y replicantes

El año 82 fue el año definitivo en el que la ciencia ficción y los efectos especiales se adueñaron de la industria y la taquilla USA.
Lo que comenzó con ET el extraterrestre de Spielberg, continuó con el estreno de otros pesos pesados del género que el tiempo y los aficionados han elevado a la categoría de películas de culto.

John Carpenter llevó a la gran pantalla La Cosa, una de las primeras películas que no titubeó al mostrar las invasiones corporales.

Este año Sam Raimi se atrevió con Posesión Infernal, comenzó la terrorífica saga de Polstergeist, o se habló del travestismo en Tootsie.

1983, el decepcionante rescate de Han Solo

Con El retorno del Jedi, George Lucas cerraba, por el momento, la trilogía de Star Wars. Los Ewoks, las criaturas más insoportables de la pantalla, con permiso de Jar Jar Binks, concluían con la saga de las sagas.

El cine de gángsters tiene este año dos representantes que no podrían estar más alejados. De la cámara pausada y amante del buen gusto de Sergio Leone nace Érase una vez en América y en contraposición absoluta a esta, de Palma firma El precio del poder.

1984, París, Texas

Destacaría la magistral Paris, Texas de un Win Wenders en estado de gracia. El viaje de Travis es poesía visual entre las cuerdas de guitarra de Ry Cooder.

Este año destaca por ser un año de sagas. El éxito inesperado de Cazafantasmas. Terminator mezcla de fábula de ciencia ficción con viajes en el tiempo y dominio de las máquinas.  En busca del Arca perdida, continuación de las aventuras de un Indiana Jones. Y por supuesto, Wes Craven con su Pesadilla en Elm Street, la más prolífica de las mencionadas. Creador del popular y macabro Freddy Krueger que permitió debutar al desconocido actor Johnny Depp.

1985: regresando al futuro

Robert Zemeckis, bajo la producción de Steven Spielberg, daba comienzo a Regreso al Futuro.  Un título que sería el principio de una nueva saga.  Un auténtico éxito que encumbraría al actor Michael J. Fox.

Silvester Stallone utilizó sus músculos por duplicado para vencer a un malísimo ruso en Rocky IV y para ganar una guerra ya perdida en Rambo II.
Woody Allen nos regalaría su Rosa púrpura del Cairo.

Memorias de África fue la representante de la serenidad y el buen cine. Los impresionantes paisajes dejaban también espacio a las magnificas interpretaciones de Meryl Streep y Robert Redford

1986: año bélico

Tom Cruise se convertía en estrella con el panfleto de reclutación para las fuerzas aéreas Top Gun.  Oliver Stone presentaba una de sus mejores obras, Platoon. Una mirada salvaje y conmovedora a la guerra de Vietnam.
David Lynch continuaba con su personal visión de la realidad en Terciopelo Azul.  David Cronemberg volvía a mostrarnos la antigua película de serie B La mosca con la fuerza visual que sólo él imprime a sus trabajos.

1987: los Cohen a la comedia

Los hermanos Cohen se alejan del género negro al que pertenecía Sangre fácil para realizar Arizona Baby. Una creativa comedia amante de los excesos y la histeria.

Michael Douglas era sometido por Glen Close en Atracción fatal de Adrian Lyne. Ganaría un oscar por Wall Street, confirmando así su éxito como actor.

A Kubrick le dio esta vez por el cine bélico y con su propia versión de la guerra de Vietnam, La Chaqueta Metálica. Retratando aspectos de la guerra jamás mostrados en la gran pantalla.

John Huston se despidió del cine con la gran Dublinesses. Y entre otras producciones destacaron La princesa prometida, Los intocables de Eliot Ness de Brian de Palma o Buenos Días Vietnam.

1988: asesinato de perro número uno

Un pez llamado Wanda significó no sólo la revalorización de la estupenda Jamie Lee Curtis sino el impulso de las carreras de los Monty Python, John Cleese, Michael Palin y Kevin Kline. Esta comedia, convierte en el centro de sus risas los estereotipos sobre gánsteres.

Bruce Willis comenzaba en La Jungla de Cristal. Y la animación se mezclaba con la realidad en ¿Quién engañó a Roger Rabbit?

El 87 también fue el año de Acusados que le dio un oscar a Jodie Foster. Big, Las amistades peligrosas o de la polémica La Última tentación de cristo de Scorsese.

Para cerrar el cine en los 80 terminamos con el comic.

1989: el regreso del comic

El taquillazo de Batman de Tim Burton, puso de nuevo en el punto de mira a los personajes de cómic. Jack Nicholson como Joker devoraba al resto de los personajes del film.

Spike Lee estrenaba una de sus mejores películas, Haz lo que debas. En ella se reflejaba la vida de personajes ignorados por Hollywood. Utilizando unos encuadres casi imposibles y con unos colores brillantes.

Woody Allen se pasaba al drama con Delitos y Faltas. Michael Moore nos hablaba de los despidos masivos en la General Motors en Roger and me.

Para terminar con el cine en los 80. También fue el año de El club de los poetas muertos, Paseando a miss Daisy, Nacido el 4 de Julio. Y sin duda, quien daría el pistoletazo de salida para el cine independiente: Sexo, mentiras y cintas de video.