Bandas sonoras en el cine

bandas sonoras en el cine

En muchas ocasiones cuando vemos una película en el cine nos fijamos en el argumento, los autores y las localizaciones. Nos gustan sus efectos especiales, la capacidad de sentir que nos transmite la película. Pero detrás de cada gran película hay una gran banda sonora. Una música capaz de hacernos llorar, reír. Que aporta emoción, dramatismo. Que nos supera. Las bandas sonoras en el cine son imprescindibles a día de hoy.

En este post escribo anécdotas sobre las BSO con más historia.

Bandas sonoras en el cine

La banda sonora de una película es un elemento fundamental de ésta. Es algo que pocos deberían dudar a estas alturas. Tanto es así que incluso una película como Psicosis (1960)  se convirtió en todo un emblema gracias a su compositor, Bernard Herrmann. Cuando Hitchcock terminó de rodarla, no estaba satisfecho con el resultado, y determinó recortar su metraje y emitirla como un especial de su serie televisiva. Herrmann lo convenció para que se tomase unas pequeñas vacaciones mientras él componía. Cuando Hitchcock regresó y vio la película con música, no dudó en estrenarla, convirtiéndose, de hecho, en su mayor éxito comercial hasta entonces.

Haciendo música de forma inusual

Para El Planeta de los Simios (1968), su director, Franklin J. Schaffner, le pidió a Jerry Goldsmith una música que fuera inusual. El californiano no tenía ni idea de cómo afrontar el reto. Sin embargo, un día en la playa, inconscientemente, cogió un par de piedras y comenzó a golpear una con otra. Según afirmó el propio Goldsmith en una entrevista, inmediatamente resolvió la partitura. Y es que el talento y la capacidad de experimentar de Goldsmith eran extraordinarios.

Un compositor de récord

En la actualidad, la persona viva que ha sido candidata más veces al Oscar es, precisamente, un compositor: John Williams. Nominado un total de 45 veces, de las que ha ganado cinco. Williams es también la persona que en más ocasiones ha competido contra sí mismo en estos premios: nueve veces, de las que en sólo una ocasión consiguió llevarse la dorada estatuilla (en 1977, con La Guerra de las Galaxias frente a Encuentros en la Tercera Fase).

Otis Redding, la voz del blues

Otis Redding

¿Quién es Otis Redding?

Otis Redding fue una de las voces imprescindibles en la historia del Soul de los sesenta.

Hijo de un pastor baptista, en 1962 consiguió trabajo como chófer de Johnny Jenkins & The Pinetoppers y aprovechando un tiempo muerto en la sesión de grabación del grupo sorprendió a todos y consiguió un contrato con la prestigioso sello Stax.

Inicios

En 1965 es cuando graba probablemente su mejor album, Otis Blue. Acompañado de prestigiosos músicos como los geniales Broker T. & The M´s, los  Bar-Kays o Isaac Hayes en los teclados (es así una de las primeras bandas multirraciales junto a la de Sly Stone). En este trabajo entrega una colección de canciones en las que mezcla su pasión por el gospel, el soul y el rock´n´roll de su admirado Little Richard.

Otis Blue

El disco consta de versiones como la de Satisfaction de los Rolling Stones. Uuna de las mejores que se hayan realizado nunca junto a la de Devo. Down in the Valley de Solomon Burke y tres  temas de su ídolo Sam Cooke. Músico que moriría durante la grabación. Dichas versiones no hacen sino confirmar el gran talento de Otis para volcar su sentimiento en las canciones ajenas para hacerlas suyas.

El trabajo de un artista

El resto son barbaridades soul y rhythm´n´blues como My Girl. One man trouble. La desgarradora balada I´ve been living you too long o la genial Respect la cual versionaría Aretha Franklin. Las interpretaciones son brutales. la voz de Otis suena como un huracán llena de sentimientos. Con su muerte se fue uno de los pocos que podían hacerle sombra al gran James Brown.  La producción contiene vientos,  guitarra, teclados y base rítmica al estilo Stax.

Es un trabajo que recomiendo que escuchéis. Un viaje a través del tiempo en la música que no os dejará indiferentes.

Fotografía propiedad de: http://www.mutis.cl/vintage/otis-redding-rock-stax/

El año negro de la música

música

Este 2016 ha estado marcado por el adios a numerosos artistas consagrados de la música: David Bowie, Leonard Cohen, Glen Fray, Prince, Rick Parfitt, George Michael… A pesar de que su historia aquí se ha acabado ellos ya son inmortales. Han dejado un legado que segirá vigente para toda la eternidad. En el año negro de la música hago un recorrido por estos grandes artistas:

David Bowie, uno de los músicos más influyentes de su época. El polifacético cantante murió de cáncer a los 69 años. A través de las redes “murió pacíficamente, rodeado de su familia” después de una “batalla de 18 meses con el cáncer”.
Se han hecho homenajes en todo el mundo al “artista extraordinario” cuyo último álbum fue lanzado hace días, con una canción, Lazarus, que a priori parecía una premonición de su muerte.

El guitarrista de Status Quo, Rick Parfitt, murió el sábado en el hospital tras sufrir una infección grave. El veterano rockero, que había sobrevivido a numerosos ataques de salud, tenía 68 años. Fue hospitalizado en Marbella debido a complicaciones con una lesión preexistente en el hombro.  Casi cinco décadas en el mundo de la música. Música marcada por el hard rock, las drogas, la bebida dura y un estilo inquebrantable. Status Quo era y es rock and roll.

Glenn Frey, miembro fundador y guitarrista de los Eagles y uno de los artistas más populares y comercialmente exitosos de la década de 1970, inolvidables sus acordes en Hotel California. Glen Frey tenía problemas intestinales que hicieron que la banda pospusiera todas sus actuaciones.

Prince en Abril nos dejaba Prince. Un innovador musical que era conocido por su trabajo ecléctico, su enorme presencia escénica. Siempre  vestido  de forma extravagante. Su amplia gama vocal y musical lo consolidó como uno de los músicos más versátiles de su tiempo.

Leonard Cohen uno de los cantautores más importantes de la historia. Murió a los 82 años. El mismo dijo que “la poesía viene de un lugar que nadie controla, que nadie conquista”. Aunque él nos conquisto a todos con su particular forma de transmitirla.

George Michael Después de una vida salpicada de escándalos y éxitos musicales nos dejó uno de los auténticos iconos del pop. George Michael empezó su carrera musical con Wham, pero no fue hasta su despegue en solitario que pudimos ver todo su potencial

La música nos hace eternos

Estos son los músicos que nos han dejado en el año negro de la música. Guitarras y voces que ya no sonarán

Esto nos hace reflexionar, estamos haciendo lo que queremos con nuestra vida? al terminar estaremos orgullosos de nuestro trabajo? A pesar de que todos eran diferentes tenian una cosa en común: Pasión por su trabajo.
La música es lo que les convirtió en grandes, así que no te pierdas los mejores espectáculos.

 

 

 

Magia músical, La Casa Azul

la casa azul

No nos engañemos, todo lo que suena a La Casa Azul o Guille Milkyway merece la atención de todo bicho viviente que tenga un mínimo gusto musical.

La Casa Azul en el cine

Tras entrar en el mundo del cine por la puerta grande componiendo la banda sonora de Yo,  también, con la que ganó el Goya por el tema principal, sus incursiones en los dibujos animados componiendo más de 20 temas para la serie Jelly Jamm, solo quedaba esperar nuevos trabajos de La Casa Azul.

Parecía que el listón dejado por la Revolución Sexual (2007) iba a ser difícilmente superable. Caso error, La Polinesia Meridional se alza con el título de ser uno de los discos más completos de este grupo Barcelonés.

Larga vida a su estilo

Y es que al contrario que muchos otros grupos a los que les agradecemos que evolucionen y que busquen nuevos sonidos, a Guille le pedimos que vuelva a ser La Casa Azul.

Que nos sirva de nuevo ese dulce postre con regusto a 70s, a la música disco, al yeyé francés de France Gall, al sonido Filadelfia. Pero siempre tamizado entre sonidos contemporaneos en los que la electronica tiene una presencia esencial.

En la nueva Casa Azul, la luz brilla para disfrazar la decadencia que nos rodea en temas como Europa Superstar y Sálvese Quien Pueda, o se viste de coraje para defender el orgullo de tener confianza en uno mismo en Los Chicos Hoy Saltarán A La Pista, en la huida de los flashes de La Vida Tranquila, en la falsa nostalgia de ¿Qué Se Siente Al Ser Tan Joven?, o en un homenaje en toda regla a Terry Melcher.

Imagen: Venuspluton!

Películas malditas

Por todos son conocidas las leyendas que hablan de las maldiciones que rodean ciertas películas. Casos extraños que ocurren durante sus grabaciones. Por eso hoy escribo este post de películas malditas.

¿Quién no ha escuchado las muertes que se produjeron durante y después del rodaje de El Exorcista?. ¡Recordáis el fantasma de un niño aparecido en la filmación 3 solteros y un biberón?. ¿O el accidente que produjo la muerte de Brandon Lee en El Cuervo?

Aparte de estas conocidísimas películas malditas, existen otras que son menos populares. Pero que hacen pensar que realmente existen temas que no se deben tocar ni siquiera para hacer ficción.

3 Películas malditas

La trilogía Polstergeist

Esta es una de las más conocidas maldiciones que rodean al celuloide. Las muertes en estas películas son bastante sorprendentes. Así la niña protagonista, Heather O’Rouke no llegó a ver el estreno de la tercera entrega. Igual suerte corrió Julian Beck, el anciano de la segunda parte y Hill Sampson, el indio. Lo mismo ocurrió con Dominique Dunne, la hermana mayor en la ficción de la niña protagonista. Dominique murió a manos de su novio en plena calle.

Superman

Comenzando por el desafortunado accidente a caballo de Christopher Reeve que lo dejó postrado en una silla de ruedas hasta su muerte. O pasando por Margot Kidder, Lois Lane, esta saga de películas ha estado repleta de infortunios. Richard Prior (actor de Superman III) fue diagnosticado de esclerosis múltiple. Marlon Brando, padre de Superman, comenzó a sufrir todo tipo de desgracias personales. Si retrocedemos a los años 50 en “Las aventuras de Superman” George Reeves fue encontrado con un tiro en la cabeza en circunstancias extrañas.

Rosemary’s Baby

Conocida en España como “La semilla del Diablo” y dirigida por Roman Polanski es otro clásico del cine que no se ha salvado de la maldición. El compositor y uno de los actores del film murieron de un coágulo en el cerebro. El productor enfermó del riñón. La peor parte se la llevó el propio director a cuya mujer embarazada de 8 meses y a cuatro amigos más asesinaron en su casa en el asalto del tristemente famoso Charles Manson. Para redondear los acontecimientos, cabe destacar que John Lennon fue asesinado a las puertas del Edificio Dakota, lugar donde se rodó la película.

The Omen (La Profecía)

Ya durante el rodaje de esta película de terror el avión del protagonista, Gregory Peck, fue alcanzado por un rayo. Todo sería normal si los aviones donde viajaban el productor ejecutivo y el guionista no hubieran sido igualmente alcanzados por uno.
El productor escapó de una bomba colocada por el IRA en el hotel donde se hospedaba. Asimismo el encargado de los efectos especiales sufrió un accidente de coche donde murió su asistente. Casualmente el accidente ocurrió al lado de una señal en la que se leía Ommen – km 66.6. También fallecieron un cuidador de tigres que participó en el rodaje y el hijo mayor de Gregory Peck en extrañas circunstancias. Para colmo el avión que iba a utilizarse en la película, pero que se desechó a última hora, se estrelló en un vuelo comercial sin que se encontraran supervivientes.

Ahora nos corresponde a nosotros valorar si todo es producto de la casualidad, que es lo más probable, o simplemente hay películas que por algún motivo son señaladas por la maldición.

Los amantes pasajeros de Almodóvar

Los amantes pasajeros

El otro día comentando con mis compañeros sobre el cine español y las podemos clasificar en tres: Hollywoodienses, Almodóvar (merece categoría aparte) y de “humor”. Reconozco que no había visto muchas películas de Almodóvar, así que decidí ver una. Los amantes pasajeros.

Me decidí porque parecía una mezcla entre humor y Almodóvar y pensé que no podía fallar en mi elección.

Como el gran cineasta consolidado que es, me esperaba otra cosa, lo siento por Pedro. Reconozco que la cosa no dio mucho de sí, y eso que me he esforzado en exprimir y rebuscar en mi ración de optimismo para hacer la crítica.

La película de  La piel que habito, me pareción muy buena. Tocando un género que creo no tocaba desde Matador. Lo que significó además su reencuentro con Antonio Banderas.

Pero en este caso, Pedro vuelve a mirar atrás pretendiendo reinventar la comedia “made in Almodóvar” que tantas alegrías le dio. Recordemos Mujeres al borde de un ataque de nervios, Kika o Que he hecho yo para merecer esto. La cuestión es que, al menos en esta ocasión, no hay visos de esa frescura. No he visto ese punto naif de cine independiente. Ese cine hecho con pocos recursos que se respiraba en su primeras comedias.

Crítica maligna de los Amantes Pasajeros

Este Amantes Pasajeros se queda en un pobre intento de entretejer, bajo la apariencia de una película coral, las siempre rebuscadas historias de los personajes “almodovarianos”. En este caso se sacan a la luz los trapos sucios de unos tripulantes (Javier Cámara, Raúl Arévalo, Carlos Areces, Hugo Silva y Antonio de la Torre) y sus enredos sexual-amorosos.  Las historias entre la tripulación y unos pasajeros de primera clase.

La tripulación tiene lo suyo también,  una simple pareja en viaje de novios (Miguel Ángel Silvestre, Laya Martí). Un banquero corrupto y hundido (José Luis Torrijo). Una puretona vidente que pierde su virginidad en el mismo avión (Lola Dueñas). Una madame regente de una agencia de escorts. El asesino a sueldo que acaba enredado con esta última (José María Yazpik) y un rompecorazones en crisis (Gillermo Toledo). Cuya historia parece que en un principio iba a dar mucho de sí, pero que finalmente se queda en humo, como la película en sí.

Ni el gran elenco de actores, ni los recurrentes gags de dudoso gusto ni  los cameos de Paz Vega, Antonio Banderas y Penélope Cruz, han evitado que estos pasajeros hayan aterrizado a duras penas.

Ni hablar tampoco del poco acierto de la pseudo dramática banda sonora de Alberto Iglesias. Muy lejos de lo que una presunta comedía necesita.
Y es que cuando una peli que presume de comedia provoca no más de un par de carcajadas, no las mías, en apenas hora y media, es que algo falla.

Parte positiva

Pero seamos justos, no todo es malo. Destaco la coreografía del I’m So Excited de  The Pointer Sisters.  Clavada por los tres azafatos, Javier Cámara, Raul Arévalo y Carlos Areces.

Al igual que Carmen Machi, que lo borda en su pequeño cameo. De muy buen gusto también, debería tomar nota alguna que otra aerolínea, es la decoración del avión, tapicerías, moquetas, etc. Y el diseño del vestuario de los azafatos/as de la mano de David Delfín. Al final terminé la peli con buen sabor de boca. La culpa se la lleva el temazo usado para los créditos finales, The Look de los ingleses Metronomy.

Un año sin David Bowie

David Bowie

Un año sin magia musical

¿Quién puede creer que ha pasado un año entero desde la muerte de una de las estrellas más queridas de la música? David Bowie falleció después de una batalla con el cáncer el 10 de enero de 2016. Instantáneamente se sucedieron miles de tributos. Su música pasó a convertirse en una celebración a la vida. David Bowie a través de cada uno de sus discos y de sus épocas nos enseña una manera distinta de ver la vida. De vivir la vida. Incansable, Bowie trabajó hasta el último momento. Siendo el tema Lazarus como una especie de premonición de lo que pasaría.

Es innegable la influencia del Duque Blanco en la cultura musical. Y son numerosos los compañeros de profesión que recuerdan al artista un año después, mediante conciertos y readaptación de sus temas.

De alguna manera, Bowie nunca nos dejó.

Sigue presente en la mente de los músicos, de los artistas y de sus seguidores. Seguramente muchos de los actuales rockeros y algunos que vemos la vida desde la perspectiva cultural a menudos nos preguntamos “¿Qué haría Bowie?” La respuesta: Algo que sea espeluznante, funky, extravagante.

Porque él era su música y su música era él. Pocos artistas han innovado tantísimo en su trayectoria profesional.

Desde aquí, os invito a no dejar de escuchar los clásicos de Bowie, todos y cada uno, que nos recordará que de alguna forma,  ya que es una de esas personas inmortales de las que siempre se hablará.

David Bowie hubiera cumplido 70 años el pasado aquí. Pero nuestro Starman los seguirá cumpliendo allá donde se encuentre.

“There’s a starman waiting in the sky
He’d like to come and meet us
But he thinks he’d blow our minds
There’s a Starman waiting in the sky
He’s told us not to blow it
‘Cause he knows it’s all worthwhile”

El Bebedor de Hans Fallada

El bebedor Hans Fallada

Recientemente he leído un libro que me ha impresionado mucho. Se trata de El Bebedor de Hans Fallada. Seudónimo de Rudolf Wilhelm Friedrich Ditzen (21 de junio de 1893, Greifswald – 5 de febrero de 1947, Berlín).

Una novela en la que se narra el espeluznante y crudo testimonio de un espíritu atormentado y dominado por sus debilidades.

Argumento de El Bebedor

Es una novela parcialmente autobiográfica que relata la espiral autodestructiva de Erwin Sommer. Erwin es un respetable comerciante de productos al por mayor de una pequeña ciudad de Alemania que sucumbe a la bebida. Consecuencia de  su mala racha personal y profesional.

El alcohol, una de tantas adicciones que afectaban al propio Fallada (murió finalmente por una sobredosis de morfina a los 54 años de edad), poco a poco pero de manera contundente va degradando moral, ética y físicamente al protagonista de este relato. LLegando al punto de que, primero, roba y amenaza de muerte a su mujer, y, segundo, es aprisionado preventivamente para luego ser trasladado a un sanatorio donde transcurre gran parte de la historia.

Su autor

La vida de Hans Fallada estuvo marcada por la locura y la desgracia, por lo que su paso por instituciones psiquiátricas y la cárcel fue constante. Siendo adolescente intentó suicidarse junto a un amigo suyo, pero el plan se frustró y lo único que consiguió fue que le acusaran de asesinato, ingresando por primera vez a un hospital para enfermos mentales. Tuvo varios trabajos, entre ellos el de contable, en donde se apropió de dinero que no le correspondía y le condenaron a casi tres años en prisión. Luego de varios vaivenes similares, en 1944 regresó a la cárcel tras una disputa con su esposa en donde disparó un arma de fuego, según el autor, de manera accidental.

El libro enjaulado

Ahí, en espacio de dos semanas, escribió a escondidas El bebedor.  Garabateándola de forma casi ilegible. Escrita en un código personal, temeroso de que le pudiesen requisar su obra. No fue hasta 1950 que se pudo descifrar el texto y publicar en Alemania. Esta novela había permanecido inédita en castellano hasta que Seix Barral la ha editado en mayo del 2012.

En El bebedor, Hans Fallada nos describe, las consecuencias de haber bebido inconscientemente. Su prosa es directa, cruda y desinhibida. No deja de lado su sentido del humor, a pesar de que su historia evoca imágenes agrias y penosas. Pero consigue conmover y enternecer por su sinceridad y transparencia sentimental.

Curiosidades de la novela

El personaje principal, Erwin Sommer, no procura ser simpático ni ejemplar. En El bebedor no hay referencias directas al régimen nazi, pero sí las hay entrelíneas. Fallada describe los mecanismos visibles e invisibles de la prisión y del centro psiquiátrico al que va a parar su personaje. Instituciones cuyo modus operandi nos recuerdan un poco a los campos de exterminio. En donde unos demenciales poderes sin misericordia reprimían o desaparecían cualquier indicio de humanidad o sentido común.

La parte del sanatorio es, sin duda, el momento en el que más escalofríos podrá sentir el lector.  Hans Fallada describe detalladamente la situación infrahumana con la que se trataba a los enfermos. “En esta horrible casa se reunía el último desecho de la humanidad”, concluye Erwin Sommer.

 

Foto: wikipedia

Cuadro de Sorolla récord mundial

cuadro de Sorolla

Un cuadro del artista valenciano Joaquín Sorolla  del siglo XIX ha batido el récord mundial. Este cuadro de Sorolla se vendió por 218.000€ en una subasta de Londres.

Curiosamente no es un cuadro, si no un pequeño boceto, lo que genera todavía más curiosidad.

El pintor, es famoso por sus escenas locales y “de la vida real”. A menudo un cuadro de Sorolla muestra damas de blanco en la playa o trabajadores agrícolas en el campo y alrededor de la ciudad de Valencia. Son unos cuadros descriptivos y representativos de la vida cotidiana del pintor en su ciudad

Sorolla es uno de los iconos de la Generación del 98. Una época en la que el arte, la música y la literatura alcanzaron un nuevo pico de esplendor a pesar de la sombría situación socioeconómica del país.

Cuadro de Sorolla de récord

El boceto fue pintado  durante la corta estancia de Sorolla en el País Vasco en 1906.

“Bajo los toldos”  que así se llama la obra en cuestión  contaba con una estimación inicial de entre € 46.500 y € 70.000. Forma parte de la serie de lotes titulados impresionistas del siglo XIX. Dentor de la categoría caracterizada como victoriana y británica.

En si el boceto es más pequeño que un cuadro y aún así ha obtenido un rendimiento de récord.

El mercado del arte en auge

Según explican los responsables de la subasta “el mercado del arte continúa prosperando para obras bien presentadas de origen interesante y sólido, bien conocido”.

Siendo este boceto de Sorolla el mejor pagado del artista, a pesar de su pequeño tamaño.

Esta es la única ocasión en que alguien ha pagado  tanto dinero por una pintura de Sorolla de un tamaño tan pequeño.

Jardines en los tejados de los autobuses

jardines en los tejados de los autobuses

Hoy en día, cuidar el medio ambiente está muy presente en muchos de nosotros. Por ello el Ayuntamiento de Madrid está planeando impulsar sus credenciales ecológicas. Sus solución pasa por plantar jardines en los tejados de los autobuses e incluso en las paradas de autobús.

A día de hoy,  Madrid tiene activada la fase 3 de contaminación. Esto se traduce a la prohibición del acceso a la ciudad a la mitad de los coches. Debido a la alta contaminación se  prohibirá entrar los días impares al centro de la ciudad, a los vehículos de cuya matrícula acabe en número par.

Siendo tan inusual aquí en España este grado de contaminación, ha llevado a implantar el siguiente plan:

PLANTAR JARDINES EN LOS TEJADOS DE LOS AUTOBUSES

Este plan, está creado para combatir la contaminación y reducir las emisiones de C02. Trata de plantar jardines en los tejados de los autobuses y paradas a través de la ciudad.

Así pues, cada jardín implicará sistemas de riego especiales. Para ello se formaran mallas metálicas y materiales sostenibles que puedan soportar movimientos del autobus. Estará preparado para las fugas de agua. El objetivo será absorber el ruido, el calor y la contaminación.

El programa se llamaría “Muévete en verde”. Fue elegido como uno de los seis proyectos innovadores para mejorar la ciudad y se iniciará con un proyecto piloto en 34 rutas de autobús.

Dichas rutas atravesaran las zonas más concurridas de la ciudad,de norte a sur.

Medidas similares

La verdad es que esta medida de jardines en los techos de los autobuses guarda bastante relación con las cada vez más frecuentes huertos urbanos. Es decir, plantar un huerto o pequeño jardín en la azotea de los edificios. Medida que ya se aplica en numerosas ciudades asiáticas y europeas.

Creéis que esta medida ayudará a reducir la contaminación? La verdad es que además de medioambiental parece una idea muy artística!

¡Qué paseis un buen día!